Aborto sin riesgos: Segunda ediciónguía técnica y de políticaspara sistemas de salud

Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud

Segunda edición. Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas. Organización Mundial de la Salud. ISBN 978 92 4 354843 2. 2012

Durante las últimas dos décadas, la evidencia relacionada con la salud, las tecnologías y los fundamentos lógicos de los derechos humanos para brindar una atención segura e integral para la realización de abortos han evolucionado ampliamente. A pesar de estos avances, se estima que cada año se realizan 22 millones de abortos en forma insegura, lo que produce la muerte de alrededor de 47 000 mujeres y discapacidades en otras 5 millones de mujeres.

Casi cada una de estas muertes y discapacidades podría haberse evitado a través de la educación sexual, la planificación familiar y el acceso al aborto inducido en forma legal y sin riesgos, y a la atención de las complicaciones del aborto. En prácticamente todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a requerimiento o sobre una amplia base social y económica, y es posible disponer y acceder fácilmente a los servicios en general.

En los países donde el aborto inducido legal está sumamente restringido o no está disponible, con frecuencia un aborto sin riesgos se ha vuelto en el privilegio de los ricos, mientras que las mujeres de escasos recursos no tienen otra opción que acudir a proveedores inseguros, que provocan la muerte y morbilidades que se convirtieron en la responsabilidad social y financiera del sistema de salud pública. En vista de la necesidad de prácticas recomendadas basadas en la evidencia para ofrecer atención para un aborto sin riesgos y proteger la salud de las mujeres, 

la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado su publicación del año 2003 denominada Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud (2). En este proceso, se siguieron los estándares de la OMS para el desarrollo de la guía, entre los que aparecen: la identificación de preguntas y resultados prioritarios; la recuperación, evaluación y síntesis de la evidencia; la formulación de recomendaciones; y la planificación de la divulgación, implementación, evaluación del impacto y la actualización. Para las recomendaciones clínicas presentadas en el Capítulo 2, se prepararon perfiles de evidencia relacionados con las preguntas prioritarias sobre la base de las revisiones sistemáticas recientes.

La mayor parte de estas se incluyeron en la base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas. Asimismo, se revisaron los Capítulos 1, 3 y 4 de la publicación original de 2003 y se actualizaron para que reflejaran las estimaciones más recientes relacionadas con el aborto inseguro en todo el mundo, la nueva bibliografía sobre la prestación de servicios y los nuevos desarrollos en las leyes regionales, nacionales e internacionales referentes a los derechos humanos. Un grupo encargado de desarrollar la guía, compuesto por miembros de un panel internacional de expertos, repasó y revisó el borrador de las recomendaciones sobre la base de los perfiles de evidencia, mediante un proceso participativo e impulsado por el consenso.

All documents of the World Health Organization

Fonte: https://apps.who.int/iris/handle/10665/77079